Iniciativa Privada Transparente

En los últimos años México ha estado inmerso en una crisis de confianza, y ha sido señalado en diversos estudios, índices y mediciones como uno de los países más corruptos. A esta percepción pública han abonado casos emblemáticos de escándalos en los que han participado personajes del sector privado y empresas.

 

Para recuperar la credibilidad es necesario que la iniciativa privada permita ser observada por los ojos ciudadanos en su relación con el sector público.

 

Los ciudadanos tienen el derecho a saber por ejemplo, si los permisos ambientales obtenidos por parte de un desarrollador fueron legales y se apegaron a todas las normatividades federales, estales y locales; si en el proceso no mediaron actos cuestionables que le resten legitimidad; o si no se le proporcionaron facilidades, descuentos o beneficios de forma irregular.

 

En la medida en que las empresas transparenten los procedimientos realizados ante las autoridades, sus acciones ganarán credibilidad y legitimidad frente a la mirada de los ciudadanos.

 

Igualmente, conforme las empresas ofrezcan datos no sensibles pero sí trascendentes ante la opinión pública, como sus acciones encaminadas a la sustentabilidad, la inclusión laboral, la equidad de género, el comercio justo, o su labor altruista; los ciudadanos tendrán elementos más objetivos para valorar a una empresa.

 

Es en estos temas en los que deseamos acompañar al sector privado.